Suporte 24 horas
Acompanhe nossas redes
4 de abril de 2023

El déficit público se disparó al 11% del PIB en 2020 por la pandemia y las pérdidas del banco malo Economía

La incidencia de la Covid-19 ha influido de manera directa en nuestro déficit público. Este año incluye medidas del Plan...

El déficit público se disparó al 11% del PIB en 2020 por la pandemia y las pérdidas del banco malo Economía

La incidencia de la Covid-19 ha influido de manera directa en nuestro déficit público. Este año incluye medidas del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, e iniciativas adicionales. Las medidas están alineadas con las recomendaciones específicas de la Unión Europea en el contexto del Semestre Europeo, el Pilar https://es.forexdemo.info/ml5-para-maniquies-lo-que-necesitas-saber/ Europeo de Derechos Sociales y la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible. De este modo, la reforma laboral está permitiendo la reducción de la temporalidad en el empleo y su convergencia a nivel europeo, así como un descenso del paro estructural en más de dos puntos, hasta el 9% al final del periodo de proyección.

  • Para medir su importancia en una economía se recurre al ratio que representa el déficit sobre el Producto Interior Bruto que da una idea de la importancia y la trascendencia de éste.
  • Ese gasto extra implica que tiene deudas, y ha de pagar a los que les debe el dinero, así que utiliza herramientas para recaudar ese dinero, bien con préstamos o con otras fórmulas.
  • En este contexto se ha optado por una previsión prudente, tras el fuerte crecimiento económico que se produjo en 2021 y 2022 y que continúa en el primer trimestre del año.
  • Los Fondos de la Seguridad Social, en cambio, presentan un superávit del 0,44%, una marca ya habitual en los últimos meses detrás de la cual están las transferencias recibidas del Estado, que ha empezado a hacerse cargo de los llamados gastos impropios de este subsector público.

La lentitud en el proceso de vacunación y la demora en el desbloqueo de las ayudas comunitarias, sin embargo, pueden dejar en papel mojado estas previsiones. Cuando es demasiado elevado, las administraciones tienen que tomar decisiones económicas que pueden afectar directamente al bolsillo de sus ciudadanos como realizar, por ejemplo, una política fiscal diferente o una gestión de recursos determinada. Cuando esta no tiene capital suficiente para cubrir los costes tiene que pedir financiación externa, por ejemplo, emitiendo deuda pública, con lo que se debe devolver más intereses a lo largo del tiempo y el déficit público total termina aumentando. El déficit público es una diferencia negativa entre los ingresos y gastos de todas las Administraciones Públicas durante un ejercicio económico.

Actuaciones frente al déficit presupuestario[editar]

Por ejemplo, cuando un gobierno decide invertir en infraestructuras o en programas de bienestar social, esto puede generar un aumento en el gasto público y, consecuentemente, un aumento en el déficit. Estas decisiones deben ser cuidadosamente consideradas, ya que un déficit público elevado puede tener repercusiones negativas en la economía a largo plazo. El crecimiento de los gastos públicos puede ser ocasionado por el aumento en el gasto en programas sociales, infraestructura pública, entre otros. Si estos gastos no son equilibrados con un aumento correspondiente en los ingresos fiscales, se produce un desequilibrio económico que lleva al déficit público.

Por tanto, el método de financiación más habitual es generando deuda pública, emitiendo bonos del Estado o letras y pagando una rentabilidad concreta a los inversores. Aunque también tiene consecuencias negativas para la financiación privada, es la medida que menos efectos indeseados genera en lo que respecta a la inflación, y tampoco se percibe como una medida agresiva por parte de los consumidores como sucede con la subida de impuestos. Seguramente habrás oído hablar del déficit público multitud de veces en los medios de comunicación. Pero ¿sabes exactamente a qué hace referencia este término económico y por qué es tan importante conocerlo? En este artículo, te explicamos qué es el déficit público y cuáles son las claves para reducirlo y beneficiar a la economía de un país. Los fondos procedentes del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia tienen un impacto neutro en el cómputo del déficit.

Impulso del Plan de Recuperación

Así, el gasto público primario (es decir, sin considerar el pago de intereses) pasaría del 48,4% del PIB en 2021 al 42,2% en 2025. Destaca el ajuste (en porcentaje del PIB) de la remuneración de asalariados, que bajaría del 18,1% en 2021 al 16,1% en 2025. Se trata de un resultado plausible en un contexto de fuerte crecimiento del PIB nominal y si tenemos en cuenta que el incremento en los salarios ha sido pactado con anterioridad a la escalada inflacionista.

El calendario gregoriano y la crisis del coronavirus

El Programa Nacional de Reformas remitido también a la Comisión Europea, recoge las principales reformas estructurales para aumentar el crecimiento potencial de la economía, con el fin de hacer frente a los retos presentes y futuros. También incorpora las principales inversiones que complementan estas reformas, lo que constituye, en su conjunto, la hoja https://es.forexgenerator.net/microsoft-lanza-un-nuevo-flujo-de-trabajo-de-swaptions-electronicos-en-el-concentrador-rfq/ de ruta de política económica del Gobierno. Por tanto, el compromiso del Gobierno con la estabilidad presupuestaria y la responsabilidad fiscal es compatible con una política de protección social para mitigar los efectos del alza de precios en la mayoría social del país, especialmente los colectivos más vulnerables y los sectores más afectados.

Comparar países

Destacan los impuestos sobre la producción y las importaciones, que aumentan un 26,2% y alcanzan la cifra de 7.710 millones, con un crecimiento de ITP y AJD de un 30,5%. Asimismo, también se han adoptado otras medidas destinadas a los sectores económicos más afectados por el alza de precios como las ayudas directas para los transportistas, agricultores, ganaderos o el sector gasintensivo. Asimismo, se está produciendo una mejora del https://es.forexdata.info/el-jefe-del-bce-mario-draghi-pronuncio-un-discurso-en-el-parlamento-europeo-25-09-2017/ capital humano, a través de la inversión en formación y capacidades digitales, con el aumento en más de un 20% de los alumnos de FP. Las reformas legislativas acometidas desde 2018 y la puesta en marcha del Plan de Recuperación están permitiendo que se produzca un proceso de modernización y cambio estructural en la economía, impulsando el crecimiento potencial hasta el 1,6% a partir de 2024, el doble que el registrado en 2018.

Los Fondos de la Seguridad Social en mayo de 2022 registran un déficit de 983 millones, frente a los 3.328 millones del mismo periodo de 2021, es decir un 70,5% menos. Por último, destaca la formación bruta de capital fijo, que aumenta un 20,6% en 2022 hasta los 2.628 millones, mientras que las ayudas a la inversión y las otras transferencias de capital han ascendido en conjunto a 1.204 millones. Los consumos intermedios han ascendido a 3.158 millones, un 32,7% más que en el mismo periodo de 2021, mientras que las transferencias sociales en especie se incrementan un 54,3%. Las rentas de la propiedad, aumentan un 17% respecto a 2021, debido al aumento de los ingresos por dividendos y otras rentas de la propiedad en un 45,8% hasta los 1.991 millones. Este aumento se debe, en parte, a que en junio se han ingresado de la Sociedad Estatal Loterías y Apuestas del Estado (SELAE) 554 millones correspondientes al dividendo a cuenta de los beneficios del ejercicio 2022, sin correspondencia en 2021. En segundo lugar, el ingreso a cuenta de los dividendos del Banco de España se ha situado en 860 millones con un aumento del 3,6%.

Este resultado obedece a un aumento de los gastos del 3,1%, mientras los ingresos crecen a un ritmo del 2,2%. No obstante, el período de recuperación ha sido más rápido, ya que hemos pasado del 10% en 2020 al 6,87% en 2021 y al 1,89% en 2022. En cambio, tras registrar niveles del 11% en 2009, no se alcanzó un déficit público próximo al 2% hasta 2018.

Déficit público - Evolución, estadística y gráficos

Es esencial encontrar un equilibrio adecuado entre las políticas gubernamentales expansivas y la sostenibilidad fiscal a largo plazo. Para prevenir el déficit público, es fundamental establecer políticas fiscales responsables. Esto implica implementar medidas orientadas a controlar el gasto público, mejorar la eficiencia en la recaudación de impuestos y promover el crecimiento económico. Además, es necesario que exista una gestión financiera adecuada que garantice la transparencia y el uso eficiente de los recursos públicos. Si se incluyen las ayudas financieras, por el agujero aflorado en el banco malo (Sareb), el desfase presupuestario ascendería al 10,97% del PIB. El fuerte aumento del agujero presupuestario es el efecto directo de las medidas puestas en marcha para hacer frente a una crisis atípica.

En concreto, el déficit del Estado en la primera mitad del año de 2022 se ha reducido un 41,3%. Tal y como publicó el diario Expansión en su canal ‘Datos Macro’, el déficit público de nuestro país alcanzó, en el año 2020, el 10,85% del PIB. De hecho, del déficit de 4,8% de 2022 hay 1,7 puntos porcentuales de PIB que corresponden a las medidas adoptadas por el Gobierno para paliar la crisis inflacionista derivada de la guerra. Dicho de otra manera, de no ser por la crisis energética, España habría cerrado en 2022 con un déficit similar a los niveles prepandemia. Una suspensión que se prorrogó después debido al alza de los precios de la energía como consecuencia de la guerra en Ucrania. Asimismo, la deuda mantendrá su senda de reducción tras la disminución de cinco puntos el pasado año para absorber cuanto antes el impacto de la pandemia, hasta situarse por debajo del 110% en 2024, un año antes de lo previsto.

Uno de los enfoques más comunes para reducir el déficit público es aumentar los impuestos. Esto puede implicar aumentar los impuestos sobre la renta, el consumo o la propiedad. Sin embargo, es importante considerar cuidadosamente el impacto de estos aumentos en la economía y en la población en general. Cuando un gobierno financia su déficit a través de la emisión de dinero, puede generar un exceso de oferta monetaria que puede aumentar los precios de los bienes y servicios. Esto puede erosionar el poder adquisitivo de la población y afectar negativamente la estabilidad financiera.